ACEVEDO COLON &
VELEZ WAMPL

acvw@quiebras.com

Dirección Postal:

PO Box 4617
Carolina, PR 00984-4617

Dirección Física:

Avenida Fragoso
Frente a JCPenney
de Plaza Carolina
Ver Mapa

Tel. (787) 768-0085

¿Porqué se radican tan pocos casos de quiebra personal?

Publicado 04/10/14
Por JL Acevedo Colón
Los casos de quiebra personal se han identificado principalmente con problemas relacionados al desempleo, divorcio o separación de parejas, salud, pobre educación y más en particular pobre educación financiera, y el abuso de crédito tanto por parte de la banca como de los consumidores. Políticas fiscales conservadoras, y cambios en el comportamiento social de los jóvenes de la generación del milenio son ahora también parte de la explicación en cuanto al comportamiento del volumen de casos de quiebra que se radican. Tadicionalmente cuanto más alta ha sido la proporción de deuda con respecto a los ingresos en el hogar, más alto ha sido el volumen de casos de quiebra que se radica. 
 
En lo que respecta al empleo, desde 2008 se experimenta una recesión económica global que impacta las oportunidades de empleo. El desempleo, sub-empleo o empleo temporal reduce la capacidad de consumo y crea recesión económica. Muchos años de políticas económicas conservadoras promovieron la dereglamentación o menos intervención del gobierno en la economía. Esta dereglamentación fue en gran parte responsable de la crisis en el mercado de hipotecas que estalló en 2007 que detuvo la industria de la construcción y provocó crisis económica general de empleo y de demanda de bienes y servicios. El gobierno federal de EU intervino directamente para ayudar a la industria de la banca, la industria de seguros, la industria de fabricación de autos, y otras. Se llegó a proveer dinero en efectivo al consumidor y eventualmente se proveyó ayuda a entidades de gobierno para mantener funcionando municipios y agencias públicas evitando un colapso económico y una crisis de empleo mucho peor. Hay indicadores que demuestran alguna recuperación y aumento en el empleo durante los últimos meses en EU.
 
Los problemas de salud siempre han tenido un gran impacto en los casos de quiebra por los altos costos y, por que muchas veces estos costos son imprevistos. Ocurren en el seno familiar cuando menos se espera, ya sea por accidente o problema de salud, o la muerte de alguno de los proveedores de ingreso en el hogar. La reforma de salud de 2010 parece haber detenido la espiral inflacionaria que existía en los costos de los servicios de salud y ha permitido ampliar la cantidad de personas aseguradas que fue una promesa de la campaña política en 2008 de la actual administración federal en EU. La reforma de salud ocurrió en 2010 y se ha sostenido hasta ahora apesar de que existe una fuerte oposición a esta reforma.
 
Se mantiene una tasa alta de divorcios. No se tienen datos confiables en cuanto al “divorcio” de parejas que no han estado legalmente casadas.  La proporción de hogares en EU constituidos por una sola persona sigue siendo alta. Actualmente  la proporción de personas solteras es la mas alta en toda la historia de EU y unos 42 millones de personas entre las edades de 25 años o más nunca se han casado, según un estudio reciente publicado por Pew Research Center el 24 de septiembre de 2014. La presión creada por la falta de recursos económicos en el hogar siempre ha sido un factor importante contra la estabilidad de las parejas. Se ha indicado también lo contrario, es decir, que la inestabilidad emocional de las parejas crea crisis económica. Tratar de llegar a conclusiones sería entrar en el umbral de relaciones humanas muy complejo y muy privado.
 
La educación en general, pero la educación financiera en particular, ha sido evidente que ha creado problemas económicos que han derivado en la quiebra personal de muchos individuos y hogares. Se hacen esfuerzos pero aun hay mucho por hacer. Pobre educación implica menos oportunidades de ingreso y de mejorar en la escala social y económica, que se manifiesta en la pobre educación de los hijos también, y en muchos otros problemas sociales tales como deserción escolar, delincuencia, drogas, hacinamiento carcelario, nacimiento de hijos sin hogar, adicción, violencia doméstica, etc.
 
Las política regresiva en el área de contribuciones tales como impuesto de consumo, la mala distribución del ingreso y bajos salarios, unido también a la reducción de la oferta de crédito de consumo por la industria de crédito ha permitido que la proporción de ingreso versus deuda de consumo se mantenga moderada. Esto tiene un impacto directo en las radicaciones de casos de quiebra. Cuando la proporción de deuda crece frente al ingreso aumentan los casos de quiebra. Los bancos han estado mucho más conservadores en la prestación de tarjetas de crédito y préstamos de consumo a partir de 2008. Los consumidores también han sido más conservadores y
más selectivos al consumir. La reducción de consumo ha sido parte importante de la crisis que se experimenta luego de la crisis de la industria de la construcción en 2008.
 
Cuando observamos el descenso en el volumen de radicaciones de quiebra en EU que se ha estado dando desde 2010, que es de aproximadamente 30%,  es necesario también mirar de cerca nuevos comportamientos sociales en la generación del milenio, que hace referencia a personas nacidas desde finales de la década de los setenta. Esta generación tarda más en independizarse de sus hogares. Tienden a ser frugales en su comportamiento respecto al consumo, no les interesa casarse temprano y menos tener hijos hasta bien entrados los treinta años y pico,  comprar un hogar no esta en sus planes. No les interesa tener mucho crédito disponible, el auto puede esperar, no es necesario un último modelo de auto, pueden continuar estudiando por mas tiempo desde la comodidad del hogar, no necesitan el mejor receptor audiovisual, prefieren tener la tecnología al alcance de un Ipad o Iphone. Si hay que buscar trabajo o comprar algo primero investigan por Google. No es importante ir de compras, pueden visitar a su amiga o amigo en su casa, etc.  
 
La deuda de préstamos de estudio ha sobrepasado la deuda de consumo en estos últimos años en gran parte debido a este comportamiento de los milenios. Sin embargo, no importa cuan cierto son estas observaciones sobre los milenios hay una realidad que se omite y es que muchísimos estudiantes de bajos recursos no cuentan con esta red de beneficiencia que provee un hogar y tienen que obtener un empleo de salario mínimo para subsistir obviando oportunidades educativas importantes de forma permanente. Pero el impacto de los milenios se ha hecho sentir en el desarrollo de la economía de países desarrollados. Digamos que las expectativas de los milenios se han reducido y han  sido aplazadas por más tiempo que la generación anterior.
 
Thomas Picketty, en su obra El Capital en el Siglo 21, se refiere a la crisis que se ha ido creando cuando los índices de acumulación de capital superan el desarrollo económico. Mientras no encontremos la fórmula de redistribuir el capital que se sigue acumulando cada vez en menos personas habrá menos capacidad de consumo que es vital para el desarrollo económico.  Todo parece indicar que corresponderá a las nuevas generaciones del milenio y post milenio encontrar otras soluciones. La ganancia de capital no se reparte de forma que permita que esta nueva generación del milenio, y los que no tienen la suerte de contar con un ingreso que les permita hacer frente a sus necesidades económicas, puedan optar por formar un hogar. Al permanecer en el mercado laboral de salario mínimo dañan, muchas veces para siempre, sus mejores oportunidades de progreso. Retrasar la formación del hogar e hijos provoca recesión en la industria de la construcción, en la industria de autos, de seguros, etc, que trae consigo menos oportunidades de crecimiento económico afectando el mercado de empleos, todo un circulo vicioso. El gobierno pierde ingresos y tiene que incurrir en más gasto de beneficios por desempleo, cupones de alimento, etc. Se sigue acaparando capital por una minoría que no produce y por tanto los intereses permanecen tan bajos. Una oferta barata de dinero a la que no hay acceso.
 
El vertiginoso desarrollo económico de los años ‘50 fue por que ocurrió todo lo contrario. Hubo para entonces un crecimiento económico por que se expandió el crédito de consumo, la mujer se integró de lleno al mercado laboral fuera del hogar, la demanda de bienes y servicios creció permitiendo el desarrollo de empresas y más, muchísimas más oportunidades. 
 
Desde 2010 puede reflejarse la tendencia a menos casos de quiebra en EU y en Puerto Rico, por la reducción de crédito y consumo de los milenios, unido al hecho de que ya muchas personas recurrieron a quiebra, su volumen de crédito versos ingreso ha disminuido, se reducen los matrimonios y se aplaza el deseo de tener hijos, mejoran los costos y la cubierta de plan médico. El factor emigración, la nueva legislación de hogar seguro, los altos costos que conlleva radicar quiebra en muchos casos, y las actitudes poco constructivas de una parte del personal a cargo de la administración de la ley de quiebra, han afectado también la radicación de casos en Puerto Rico. No hay una fuente de datos confiables y/o disponible para determinar con certeza el efecto de cada una de las variables en el caso de PR, pero sí podemos indicar que el volumen de radicaciones es también bajo apesar de un leve incremento de radicaciones en el 2013, y no obstante la difícil situación económica en que se encuentran muchos hogares.
 
Por Jorge L. Acevedo Colón
El autor ha sido abogado de quiebra en PR por los pasados 38 años.